hover animation preload

Conan y las canciones de los muertos
Por Beldz en


Título: Conan y las canciones de los muertos
Guión:
Joe R. Lansdale
Dibujo: Timothy Truman
Editorial: Planeta
Formato
: Cartoné, Color, 128 págs.
Precio
: 12,95€
Resumen: Esta historia empieza en las inhóspitas tierras desérticas de Estigia, donde Conan acude a ayudar a un viejo aliado, destapa planes maquiavélicos y castiga duramente a sus peores enemigos. Conan y las Canciones de los Muertos conduce a uno de los héroes más increíbles de la literatura hasta una nueva dimensión, en un ejercicio sin precedentes de Joe R. Lansdale ilustrado con maestría por el artista Timothy Truman.

En las llanuras del desierto de Estigia, un corpulento bárbaro lucha para coger una presa. La vida es dura en aquellos secos páramos, pero Conan posee la fuerza y el valor necesarios para hacer frente a las adversidades. Nada lo detiene, ninguna criatura, ningún ser despreciable; ni la magia, tan aborrecida por él, posee el poder suficiente para contenerlo. Con una gran audacia, el guerrero se avalanza sobre un perro salvaje y lo muerde hasta las entrañas. Ha recuperado las fuerzas; el vigor que necesita antes de partir hacia una nueva aventura: rescatar a un compañero, Alvazar, prisionero de los sacerdotes de Set por haber robado la raíz del demonio, un cuerno de propiedades mágicas codiciado por el aterrador mago Husbas.


El destino guiará a ambos protagonistas hacia la obtención de tres elementos más, necesarios para invocar una terrible fuerza: una joya, un libro y una mano. La combinación de las cuatro piezas otorgará al portador el poder de un dios. Sin embargo, el viaje no será fácil. El camino estará plagado de muertos vivientes, gusanos de las profundidades, criaturas subterráneas y, como no, de alguna preciosa y voluptuosa mujer que acabará otorgando sus favores a cambio de una preciada libertad. Al pequeño grupo se les acabará uniendo Ohala, miembro de una orden de mujeres dedicadas a la búsqueda y protección de un libro de hechicería; precisamente el mismo libro mágico que Conan y su compañero deben encontrar.


Joe R. Lansdale y Timothy Truman tejen una historia 100% Conan. A través de un realista y expresivo dibujo, narran una típica aventura de la Era Hiboria: no falta la magia, ni lo sobrenatural, ni los objetos misteriosos, ni las profecías, ni el combate, ni la sangre abundante. Nos muestran un Conan cruel y despiadado, muy cercano al concebido por Robert E. Howard, su creador. Los diálogos están plagados de cinismo y de un gran sentido del humor: las charlas entre ambos protagonistas os sacarán, sin duda, alguna que otra sonrisa. En definitiva, tal y como dice Francisco Calderón en el prólogo, y del cual estoy completamente de acuerdo: "Hay dos palabras que convierten a un cómic en algo especial. Una es calidad. La otra, originalidad. Y este libro que tienes entre las manos tiene una cantidad desbordante de ambas".

Comentarios (2)

2 comentarios:

Loren dijo...

Vaya, este cómic está entre mis favoritos de la fantasía heroica. Me parece una historia interesante, que aunque tiene los mismos temas y clichés de siempre dentro de las publicaciones de Conan, tiene momentos muy buenos que lo hacen especial.

El dibujo y el color ayudan mucho, también hay que decir. A ver si lo releo.

Fran G. dijo...

En total y absoluto desacuerdo. Es un comic pésimo lastrado por un guión que es una tontería supina y un dibujante que es un mal remedo de Darick Robertson, que ya es decir. Ni está a la altura de la excelente labor que está realizando Dark Horse rescatando a Conan, ni se acerca por asomo a los clásicos guiones escritos por Roy Thomas en los 70's, ni mucho menos respeta el espíritu del personaje ni de su creador, Robert E. Howard. Además, está salpicado de gotas de humor que le sientan como dos patadas. No tiene nada que ver con los relatos originales que se escribieron a principios de los años 30's y sí bastante con la infame película que dirigió en su momento John Millius, a quien Crom confunda. A lo más que recuerda es a los vergonzosos comics que se publicaron por Marvel durante los años 80's y que llevaron a la decadencia de todas sus colecciones. Truman está realizando una buena labor como guionista de Conan the Cimmerian, pero como dibujante es una verdadera desgracia. Y Lansdale no tiene ni idea de lo que tiene entre manos, tratándolo como si estuviera escribiendo un comic de superhéroes para críos. Un patinazo mayúsculo.

Publicar un comentario